¿Lluvia de diamantes en Saturno y Júpiter?

¿Imaginas un diluvio de diamantes? Lo que podría parecer la fantasía de cualquier persona es una realidad en los planetas de Saturno y Júpiter. Por extraño que parezca, la lluvia de diamantes podría ser la forma más común de precipitación en el Sistema Solar.

Los investigadores Kevin Baines, de la Universidad de Wisconsin-Madison y la NASA, y Mona Delitsky, de California Specialty Engineering, analizaron nueva información atmosférica de los planetas gigantes. Concluyeron que las tormentas eléctricas convierten el metano de la atmósfera en carbón. Al caer, éste se endurece, volviéndose grafito y finalmente diamante.

¿Cómo pueden estar seguros de dicho fenómeno? Gracias a la química. Los científicos analizaron las más recientes predicciones de presión y temperatura del interior de los planetas, así como nueva información acerca del comportamiento del carbón en diferentes condiciones. Sostienen que diamantes en bruto "granizan" sobre los planetas, especialmente sobre una enorme región de Saturno.

Desde hace tiempo, se cree que Urano y Neptuno aguardan las piedras preciosas. Pero a diferencia de estos planetas, cuyos núcleos son más fríos, en Saturno y Júpiter los diamantes no pueden sobrevivir por mucho tiempo. Al caer cerca de 30 mil kilómetros, la presión y la temperatura son tantas que no pueden mantenerse sólidos. Es probable que entonces se forme un "océano" de carbón líquido.

Baines y Delitsky presentaron sus hallazgos en la reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana. Sus resultados aún deben ser revisados por la comunidad científica, sin embargo, la posibilidad de la lluvia de diamantes no puede ser descartada.

Agencias